Mar cinese, collisione fra petroliera e mercantile; 32 dispersi

La petroliera “Sanchi” registrata a Panama, dopo una collisione con la bulk carrier CF Crystal a circa 160 miglia nautiche dalla costa di Shanghai, secondo quanto riferito dai media statali cinesi , con immagini che mostrano la nave avvolta da un denso fumo nero. La Cina, la Corea del Sud e gli Stati Uniti hanno inviato navi e aerei per cercare l’equipaggio mancante di Sanchi – 30 iraniani e due bengalesi, secondo quanto riportato dalla Associated Press. Continue reading “Mar cinese, collisione fra petroliera e mercantile; 32 dispersi”

Droga da Cuba a Panama?

antidrogas_venezuela

La Dogana Generale di Cuba ha negato che un container partito dall’isola con un carico di miele, intercettato nel porto di Colon a Panama, trasportasse droghe; lo comunicava il 19 Aprile un comunicato di questo organismo, divulgato poi dalla televisione di Stato. Continue reading “Droga da Cuba a Panama?”

Panamá – Riesgo de que se niegue el ingreso al país a equipo de televisión canadiense que cubrirá el conflicto minero

Enviados de Toronto por la cadena pública CBC-TV, Mellissa Fung, Lynn Burgess y Paul Seeler temen no poder pasar la aduana a su llegada a la ciudad de Panamá, hoy 30 de enero de las 22:15 horas (hora local). Los tres periodistas canadienses, encargados de cubrir el conflicto que enfrenta a colectivos indígenas y ecologistas con empresas mineras –algunas de ellas canadienses–, aún tienen en mente que hace diez días le impidieron la entrada al país a su colega Rosie Simms, enviada para preparar la visita de su colegas.

El 20 de enero de 2012 las autoridades del Servicio Nacional de Migración de Panamá argumentaron la “invalidez” del pasaporte de la joven, pese a que éste expira en 2015, para retenerla durante cuatro horas. Luego la obligaron a abordar un avión rumbo a Estados Unidos. “Nos preocupa saber que Rosie se vio afectada por haber estado en contacto con comunidades que se han movilizado contra los proyectos mineros y, sobre todo, por la idea de que podríamos sufrir la misma suerte este lunes”, confió Mellissa Fung a Reporteros sin Fronteras.

“El caso de Rosie Simms recuerda al de la pareja de periodistas españoles independientes Paco Gómez Nadal y Pilar Chato, afiliados a la organización Human Rights Everywhere (HRE), quienes fueron expulsados 48 horas después de ser detenidos durante una gran protesta de comunidades indígenas contra la reforma de la ley de minería, hace cerca de un año. Este escandaloso precedente, que va contra la libertad de información, no debe repetirse. Las tensiones generadas por la polémica de la explotación minera no justifican la mínima censura. Se trata de un tema de interés público, no sólo nacional. La prensa extranjera debe poder estar presente. Por ello, exigimos que los tres periodistas canadienses puedan entrar al suelo panameño”, declaró Reporteros sin Fronteras.

La llegada del equipo de CBC-TV coincide con la reanudación, en la Asamblea Nacional, del debate de legislaciones sobre la explotación minera y, en particular, sobre su práctica en territorios que pertenecen a las comunidades indígenas y protegidos por ello. En octubre pasado fueron contrariadas las intenciones de la compañía Inmet Mining, también con sede en Toronto, cuando la justicia panameña dio la razón a la comarca Ngöbe Buglé, una de las principales comunidades indígenas movilizadas contra los últimos proyectos de extracción.

Si se negara la entrada a los periodistas canadiense se confirmaría la mala tendencia actual de Panamá en materia de libertad de información. El país perdió varios lugares en la Clasificación Mundial publicada por Reporteros sin Fronteras.

Foto : La Estrella

Panamá – La actual movilización del gremio, marcada por el asesinato del propietario y comentarista de una radio

Mientras que desde el mes de octubre se desarrolla la campaña de defensa de la libertad de expresión “¡Basta ya!” –difundida por los medios de comunicación más influyentes debido al creciente número de amenazas y ataques contra periodistas–, el 6 de noviembre de 2011 fue asesinado Darío Fernández Jaén, político del Partido Revolucionario Democrático (PRD) y conductor de un programa de la estación Radio Mi Favorita, de la que era propietario. El crimen fue perpetrado por dos individuos en Penononé, en la provincia de Coclé (centro), cuando Darío Fernández Jaén se dirigía a su domicilio en compañía de su hijo.

“Incluso si no pertenecía directamente al gremio periodístico, Darío Fernández Jaén trataba en sus emisiones un tema de interés público: la corrupción, exponiéndose a los elevados riesgos que implican este tipo de audacias y que los periodistas conocen bien. Exigimos que se haga justicia rápidamente en este caso, en nombre de la libertad de informar y del pluralismo de opinión. La resolución de este crimen sería la mejor señal que podrían dar las autoridades a una prensa que se encuentra preocupada, y con justa razón, por la tendencia del actual gobierno a complicar el trabajo de los periodistas, incluso a obstaculizarlo“, declaró Reporteros sin Fronteras.

Darío Fernández Jaén, ex gobernador de la provincia de Coclé, conducía en su radio un programa en el que expresaba vivas críticas contra el actual gobierno de Ricardo Martinelli. El móvil del crimen podría estar relacionado con sus denuncias recientes sobre presuntas irregularidades en la titulación de tierras en Coclé del Norte. Uno de los individuos señalados como autores materiales del asesinato de Darío Fernández Jaén, ubicado en prisión preventiva, habría confesado que le pagaron para que cometiera el crimen.

La lucha contra la corrupción y la impunidad es precisamente uno de los motivos de la movilización en la que participan representantes de ocho medios de comunicación, entre los que se encuentran los diarios La Prensa y Mi Diario, así como el canal TVN. Esta campaña se revela contra la presión liberticida que ejercen ciertas instituciones, como la policía, o personalidades estrechamente ligadas al poder ejecutivo, sobre los periodistas o cualquier ciudadano que tome el riesgo de denunciar casos de corrupción.